Radio Berlin

Canción actual

Title

Artist

Background

El monje budista que la rompe con covers de AC/DC, Metallica y los Beatles en YouTube

Escrito por el 29/01/2021

Canta clásicos de bandas históricas y termina sus interpretaciones con una meditación.

¿Se puede ser monje budista zen y youtuber? Para el japonés Kazutaka Yamada, la respuesta es sí. También se puede llevar la sotana y amar al rock duro. La prueba, los covers de bandas como Metallica o AC/DC que publica en su canal Kossan 1108 y arrasan en las redes.

Su último video, un cover de Thunderstruck, ya fue visto cerca de 400.000 veces. Yamada arranca su versión con un ritmo de tambor meditativo antes de intentar recrear la voz de Brian Johnson. La canción termina con un golpe de gong, y luego siguen tres minutos en el que se lo ve meditar con los ojos cerrados. Al final, saluda y esboza una gran sonrisa.

Su canal existe desde hace trece años, aunque fue recién hace un año que le dio realmente un impulso. El monje músico subió versiones de temas históricos como All my loving y Yellow Submarine, de The Beatles, Enter Sandman de Metallica, Breaking the law de Judas Priest, Teenage Lobotomy de los Ramones o We Will Rock You, de Queen.

También interpreta canciones folklóricas de Okinawa en un sanshin, un instrumento típico de tres cuerdas, que según dijo al medio My Eyes Tokyo “gana el corazón y la mente” de la gente.

Músico callejero en Nueva York

Kazutaka vive en Tokio, tras haber pasado varios años en Nueva York donde se había convertido en una figura familiar en Manhattan. Daba clases de zazen a los neoyorquinos y se lo podía ver pidiendo limosna y cantando durante horas una única oración budista cerca del Museo Metropolitano de Arte: “Por muy interminable que sea el camino del Buda, prometo seguirlo”. En una entrevista con el New York Times, dijo que “Nueva York es un lugar muy rápido, ruidoso y loco” y sostuvo que sus cánticos “ayudaban a la gente a calmarse”.

“Cuando llegue estaba sin dinero. Todo es caro en Nueva York”, contó en 2007 a My Eyes Tokyo. Un día soleado salió a tocar su instrumento en un banco de Central Park y un transeunte que lo escuchó un rato le dio un dollar. “Me sorprendió porque no esperaba eso en absoluto”, dijo. Ese primer billete arrugado lo animó y el monje que de adolescente soñaba con ser baterista profesional se volvió también músico callejero. Tocaba en Times Square, East Village, Central Park y cerca del Empire State Building.

Sú unica motivación era “dar algo a la gente”, por lo que también tocaba gratuitamente en geriátricos. “Cada vez que tocó, noto que las personas que escuchan el sonido de sanshin se ponen felices”, afirmó. A veces ganaba poco, otros días, más de 40 dólares. Con el dinero, cubría sus gastos de comida, ya que el alojamiento lo tenía cubierta con sus actividades de monje.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *