Canción actual

Title

Artist


Body Positive: La ilustradora que dibuja a personajes de Disney más gordos para dar un mensaje

Escrito por el 22 diciembre, 2020

La ilustradora Crystal Walter lucha contra los estereotipos. ¿Por qué las princesas y los superhéroes son siempre flacos?

De chicas, buscábamos en los libros de cuentos y en las películas personajes con los que sentirnos identificadas. Vernos reflejadas en ellos nos hacía especial ilusión. Aún así, una gran parte de nosotras no lograba ese cometido: las princesas de Disney siempre se veían delgadas y de piel clara.

Si bien con el correr de los años la industria del entretenimiento supo aggiornarse en lo referente a la variedad de nacionalidades y etnias, en cuanto al físico todavía hace primar la delgadez. Los villanos suelen ser los más corpulentos, como Úrsula, de La Sirenita, Tristeza, de Intensamente, Hades, de Hércules y la Reina de corazones, de Alicia en el País de las Maravillas.

La muñeca Barbie es otro claro ejemplo de eso. Se empezaron a hacer de distintos colores de piel para incluir a toda la población, pero se mantuvo el prejuicio con respecto al cuerpo.

“Creo que es importante poder generar muñecos acordes a la sociedad y que los cuerpos sean reales. De hecho, el físico de la Barbie es anormal, pero era el modelo a seguir para las niñas que jugaban con ella”

La ilustradora Crystal Walter decidió actuar y creó una cuenta de Instagram en la que muestra a los personajes de cuento en sus versiones “plus size”. En “Neoqclassical Art” a las princesas se las puede ver con cuerpos más reales e incluso intercambian rasgos físicos con los villanos de sus historias. También incluye a los protagonistas masculinos en esa variedad de tallas.

“Es muy importante generar imágenes de distintas tallas y etnias para que los niños se sientan identificados con otros modelos. Amar la diversidad y el propio cuerpo es central en la infancia”, valora Carranza.

La experta destaca que si bien es importante que la sociedad promueva la variedad, en el hogar hay que sumar a esta cuestión, algo que no siempre sucede. “A pesar de que haya mayor concientización social, en el seno familiar muchas veces se hacen discriminaciones con los hijos y es un tema a seguir trabajando. En la medida en que empiezan a aparecer estos modelos más positivos, de alguna manera se ayuda también a hacer reflexionar a los adultos con respecto a cómo se manejan con los chicos”, considera la psicóloga.

El Body Positive gana fuerza

La propuesta de Walter se incluye dentro de la tendencia body positive, un movimiento que denuncia la existencia de prejuicios sociales que hacen a la discriminación por características corporales y busca generar conciencia social de que no deberían existir tales prejuicios ni remarcar tales diferencias.

“Es un tema que se arrastra desde hace mucho tiempo, aunque es cierto que hay bastante conciencia social por la búsqueda de no discriminar. Aún así, las campañas que hacen a la visibilidad de estas dificultades son muy importantes. Es otra forma de mejorar la autoestima de quien se muestra y de otras chicas que se encuentran en esa situación y que las hace sentir más seguras de sí mismas, sin tener que estar escondiéndose u ocultándose”, remarca Carranza.

Una de las críticas que se le hace al movimiento Body Positive es que promueve la obesidad al mostrar imágenes de mujeres con exceso de peso. Sin embargo, los defensores de este movimiento argumentan que lo que se intenta es no promocionar la delgadez extrema como única forma de estar saludable.

Es un planteo al que tuvo que hacer frente la ilustradora cuando salió una nota en la que se hablaba de su cuenta de Instagram. “Mi postura siempre ha sido que todos los tipos de cuerpo deben ser considerados iguales. Ninguno es mejor que otro y nadie es mejor persona que otra en función de lo que puede o no puede hacer físicamente”, indicó Walter en su red social.

“Es cierto que el arte original de estos personajes que he vuelto a dibujar no era realista, ya que sus cinturas son todas, sin excepción, más estrechas que sus cabezas. Pero todos los cuerpos humanos físicos son realistas, sin importar su delgadez o gordura, porque … son reales. Me concentro en engordar a estos personajes simplemente porque sé lo que es crecer siendo gorda, así puedo relacionarme y eso me ayuda. Necesitaba ver que los héroes de mis historias favoritas se parecieran más a mí, en lugar de relacionarme físicamente con villanos o personajes cómicos. Las buenas personas vienen en todas las formas, tamaños y colores, y eso debe ser más evidente”, destacó la artista.

Una postura con la que coincide la psicóloga: “Se muestra otra realidad, y que la misma puede ser también compartida a nuestra sociedad. Es muy importante que sea compartida porque ayuda a insertar a personas que tienen sobrepeso, pudiendo mostrar su belleza más ampliamente y no sentir que se tienen que ocultar”.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *